Opiniones sobre Gonzalo Cana Huedo

5 19 opiniones
48.717948717949%
4 10 opiniones
25.641025641026%
3 1 opinión
2.5641025641026%
2 5 opiniones
12.820512820513%
1 4 opiniones
10.25641025641%
Ver 39 opiniones
Hace 2 años
2/5

Se puso rápido en contacto con nosotros y la persona que envío para poner el suelo lo hizo bastante bien. Despues, para la instalación del rodapiés fue difícilisimo contactar con el y ya de últimas vino el mismo a instalarlo, no quedando del todo convencidos con el resultado. Nos dio presupuesto para pintar los radiadores y ponerle el regulador y nunca más volvimos a contactar con el, no cogía nuestras llamadas y tuvimos que buscar a otra persona.

Jesús Barrio
Jesús Barrio
Hace 2 años
4/5

Hizo bien el trabajo. Únicamente falló la concreción del presupuesto. Por lo demás bien.

Susana
Susana
Hace 2 años
1/5

Después de mucho tiempo conseguimos que nos pusiera un suelo exterior, midió mal por lo que nos sobró mucho material que no pudimos devolver porque no nos trajo el tickets de compra después de llamarle 20 veces, dejó remates sin hacer con el compromiso de que volvería, pero no lo hizo, después de llamarle insistentemente desistimos. Mala experiencia.

Jose Cano
Jose Cano
Hace 2 años
2/5

Se presentó un señor en mi casa, resoplando con un metro y una agenda, midió lo que necesitase medir y me dijo que me pasaría el presupuesto pero que hasta dentro de dos meses no podían hacer nada por le acababan de dar una obra de una oficina. Si tienes cubierto dos meses de trabajo no te intereses por una obra que pone explícitamente cocina solar y alicates.

Gonzalo Cana Huedo, respondió...
Hace 2 años

perdona pero te has equivocado de persona yo no fui porque me dijo que me llamaría para ir a medir se ha tenido que equivocar mi teléfono llamame y podremos hablar

Rosa
Rosa
Hace 2 años
1/5

HORRIBLE EXPERIENCIA.

Me creí los comentarios positivos sobre Gonzalo de esta página que nunca había usado. Contacté con él, perdón: él contactó conmigo, y nos citamos. Me cayeron bien (campechanos, españoles, con aspecto de muy currantes) y me hicieron un buen presupuesto. Di el ok para la reforma de mi local-estudio (45 m2). Enseguida plantaron unos sacos y unos ladrillos en el local y empezaron a no aparecer. Gonzalo jamás coge el teléfono, su buzón está lleno (no pueden dejarse mensajes) y tiene desactivadas las marcas azules de lectura de whatsap. Santi, su socio o colaborador, da la cara y se excusa por él. Simpático y dicharachero, Santi me dijo: "tú llámame a mi que voy a ser yo quien se encargue de lo tuyo". No fue verdad. Lo único que hizo fue coger el teléfono (él sí lo coge) pero no se encargó del trabajo.

Pronto surgieron problemas familiares de salud, excusas, y largas y más largas para iniciar la obra.

Entonces empezaron a aparecer (a ratos) un día unos (que no hablaban ni palabra de español) otro día otros (igual, pero de otro país), etc. Desconectados entre ellos, sucios, desorganizados. A veces trabajando sin luz por no poner ni un foco. Compré un cubo de basura y una escoba y recogí latas, paquetes de tabaco y porquería de todo tipo. No se podía ni entrar, parecía el escenario de una guerra. Escombros, cajas y basura mezclados con material nuevo, en parte llevado por mi.

Ni un solo día he visto trabajar en mi obra a Gonzalo ni a Santi, sólo a empleados ocasionales que se quejaban de Gonzalo por una cosa u otra, trabajando a disgusto y con malas caras. A unos incluso me los encontré un día plantados en la calle diciendo que no seguían hasta que Gonzalo no les pagara. Yo iba pagando por adelantado a gonzalo según se iban "terminando" las cosas.

Acabados chapuceros y a medias. Hubo que desinstalar el plato de ducha porque estaba mal puesto. Taparon con azulejos los puntos marcados para luz. El electricista (estupendo, un contacto mío previo) ha tenido que cambiar las cajas de luz que estaban mal puestas, separadas, algunas sobresaliendo de la rasante de la pared.

Un día (aleatorio) venía un obrero, dejaba lo suyo a medias y otro día (pasado el tiempo) venía otro a "terminar" chapuceramente lo del anterior. Empezaron a no aparecer y yo a llamarles. Nada. Ni siquiera respuestas por whatsap. nada. Gonzalo no coge el teléfono ni siquiera al electricista, que quería coordinarse con él para las rozas y demás.

Empezaron la reforma a finales de agosto y la estoy acabando ahora (estamos a 11 de diciembre) con otro equipo de verdad, buenos profesionales, rápidos y de fiar. Ojalá los hubiera conocido antes. La cantidad de chapuzas y remates mal hechos y no hechos que los nuevos están rehaciendo es enorme. Me está saliendo la obra por el doble de lo que pensaba; un dinero que tengo que pedir prestado.

No quería perjudicarles poniendo mi opinión aquí porque pensaba que no son malas personas, sino gente desbordada y descoordinada a la que de golpe les ha llegado mucho trabajo. Pensé que me había tocado a mi la mala suerte de una obra mal llevada... y pensaba asumirlo como mi destino (¡la culpa es mía porque debería haber llamado a alguien con referencias de mi confianza!), ayudándome con Lexatín y olvidándome de todo cuando la pesadilla acabe. Pero la gota que ha colmado el vaso es que hoy, los nuevos albañiles me han dicho (y me han enseñado) que ¡se me están cayendo los azulejos de la cocina!!... Los gruesos pegotes de masa que tendrían que pegarlos a la pared están secos y sueltos. Todo está medio hueco, puesto con prisa y con trampa. Se está abombando todo y tengo que volver a hacerlo entero. Menos mal que no he colgado la cocina nueva porque se me habría caído encima.

Estoy triste por escribir esto. Gonzalo sabe lo bien que me he portado con ellos, me ha pedido perdón un montón de veces, aparentemente avergonzado ("jó, justo a ti que pagas bien te tengo descontenta") pero no ha hecho nada para solucionar rápidamente nada (le he tenido que perseguir casi un mes para que me devolviera las llaves y se llevara los andamios y sus cosas). A pesar de todo no pensaba perjudicarles con mi opinión aquí, pero creo que es de justicia avisar a la gente de cómo trabajan. O por lo menos de cómo lo han hecho conmigo.

Ojalá cambien y les vaya bien porque personalmente no les deseo ningún mal, insisto en que no me parecen mala gente, pero de momento, y por mi experiencia con ellos, como profesionales me parecen de lo peor que me he encontrado en mi vida.

Lo barato sale caro. Tengan cuidado, exijan con detalle y pongan condiciones... por escrito.

Javier
Javier
Hace 2 años
2/5

Contraté a un albañil, que fue muy bueno, y a un alicatador, por decir algo. Ya que más que alicatar, pone azulejos, sin seguir la línea, deja colocados azulejos rotos. Tocándome cambiarlos a mi. No estoy nada contento con él

Maria
Maria
Hace 2 años
4/5

Buena, aunque todavia me tienen que hacer el presupuesto.

Paloma Olías
Paloma Olías
Hace 2 años
4/5

Gónzalo y su equipo se ha encargado de solar mi jardín. Ni más ni menos que 300 m2. El resultado ha sido mejor de lo que, incluso, esperaba. El trabajo muy profesional, dándome incluso ideas para mejorar lo que yo proponía, como así ha sido. El presupuesto adecuado. Y tengo que hablar de Santi, el encargado que estuvo durante casi toda la obra. De su dedicación y de su amabilidad, haciendo las cosas como si fuesen para su propia casa, y no conformándose con la mediocridad. O se hacía bien o no se hacía. Pienso volver a contar con esta empresa en cuanto tenga necesidad. Gracias a todos.

Ana
Ana
Hace 2 años
5/5

Muy correcto y amable.

Celia
Celia
Hace 2 años
5/5

Gonzalo se encargo de solar y pintar mi terraza de 80 metros cuadrados. Me dio un presupuesto razonable, trajo el mismo una seleccion de baldosas para elegir ahorrandome desplazamiento a un almacen y ha estado arreglando todos los pequeños detalles del acabado sin problema alguno. El acabado es perfecto y el trato muy amable.

Opina sobre Gonzalo Cana Huedo

Describe tu experiencia con Gonzalo Cana Huedo y ayuda a otros usuarios a elegir a los mejores profesionales.

Pésima
Mala
Normal
Muy buena
Excelente
No se mostrará en el comentario.

Enviar opinión